Samuel Faulkner (Hugh Grant) y su novia Rebecca Taylor (Julianne Moore) son una feliz pareja que disfruta de una vida estable y acomodada, aunque ella cree que les falta casarse y tener hijos para ser una familia completa. Sin embargo, ambos tendrán reacciones muy diferentes cuando ella se queda embarazada.